España aplasta a Eslovaquia y se medirá a Croacia en octavos

La selección española descorchó la botella del buen fútbol y los goles, tal y como reclamaba Luis Enrique, y se clasificó para los octavos de final de la Eurocopa 2020 con una contundente goleada ante Eslovaquia (0-5), que a punto estuvo de darle la primera plaza del grupo, lo que evitó un gol de Suecia a Polonia en el descuento (3-2), mientras en laCartuja se celebraba la fiesta de reconciliación de la selección con su público. La Roja cerró la primera fase como segunda del Grupo E, que depara un enfrentamiento ante laCroacia de Luka Modric el próximo lunes en Copenhague (Dinamarca).

España mejoró una barbaridad con los cambios de Luis Enrique -en especial Busquets y Sarabia estuvieron sobresalientes- y acabó dándose un festín y logrando la mayor goleada del torneo, pese a que la calurosa tarde arrancó con un penalti fallado por Morata y las meigas revoloteando en vísperas de la noche de San Juan.

Parecía cosa de brujas que la selección española no gozara ya de ventaja en el marcador cuando a los 25’ se produjo el primer y necesario parón para la hidratación de los jugadores, pues su dominio ante Eslovaquia fue absoluto y, por momentos, hasta tiránico. A España solo le valía la victoria para pasar a octavos de final sin depender de nadie y a por ella salió con fe y determinación, con Busquetsasumiendo los galones de mando en la zona ancha y metiendo al partido un ritmo intensísimo que los eslovacos -al sol rondarían los 40º- fueron incapaces de soportar.

Pese al buen juego de España, que notó para bien la entrada, -aparte de Busquets, que estuvo soberbio-, de Sarabia, Azpilicueta y Eric Garcia, las dudas reaparecieron pronto, ya que a los 11’ Morata desperdiciaba un nuevo penalti -el quinto seguido que falla la selección- y Sarabia (18’), Pedri (19’) y el propio Morata (23’) erraron ocasiones muy claras ante la meta de Dubravka, que por fortuna para los intereses hispanos pasaría de ser el héroe al villano de Eslovaquia. En el 29’ Pablo Sarabia probó a rematar desde fuera del área y su remate, tras pegar en el larguero, hizo un globo sobre la portería que el propio portero metió dentro al intentar despejarlo a córner, con muy mala fortuna, que por vez primera en esta Euro 2020 sonreía a la selección española.

La lata estaba abierta y la clasificación para octavos, prácticamente en el bolsillo, pues Suecia ganaba a Polonia desde el minuto 2, por lo que hasta el empate podía valer, aunque hacían falta más goles para dejar abierta la posibilidad de lograr la primera plaza del grupo si Polonia empataba son Suecia. Y fue Laporte quien hizo el 0-2 justo antes del descanso al conectar con un espléndido cabezazo un buen centro de Gerard Moreno a la salida de un córner tras una precipitada salida del meta eslovaco.

Con los dos goles de ventaja se fue España al descanso y a los diez minutos de la reanudación dejó Pablo Sarabia el choque visto para sentencia, al empalmar con precisión un buen centro raso de Jordi Alba desde la izquierda y hacer subir el 0-3 al marcador, que dejaba ya todo el pescado vendido en Sevilla, pues lo único que podía variar la clasificación del grupo era el empate de Polonia ante Suecia, que dejaría a España primera.

Pero en la Cartuja aún quedaba mucho que ver y conforme caía la sombra sobre el verde fueron cayendo también los goles para la selección que otros días se le negaban. Esta vez todo salió de cara. Al filo de la hora de partido Luis Enrique dio entrada a Ferran Torres por Morata -despedido con una fuerte ovación- y lo primero que hizo el extremo del City fue marcar un bellísimo gol de tacón tras una primorosa jugada de Pedri y Sarabia a la salida de un córner.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *