El Manchester United, a la venta tras quedarse sin Superliga

Habrían fijado el precio en 4,600 millones de euros, según el medio ‘Irish Mirror’

A la venta el Manchester United. Tras quedarse sin la Superliga, los propietarios del equipo han fijado en 4,000 millones de libras (unos 4,600 millones de euros) el precio para vender el club, informan desde Irlanda. Aunque directivos del conjunto inglés no quisieron hacer comentarios al respecto.

-Te recomendamos | ¿Cómo ganar 277 millones de dólares al que acierte 6 números de la Lotería?

«Los inversores de la ciudad creen que una oferta cercana a su precio inicial de 4 mil millones de libras tentaría a los hermanos Joel y Avram (Glazer) , quienes efectivamente dirigen el club, a ceder el control», señalan desde el ‘Irish Mirror’.

La familia Glazer (que compró el equipo por 790 millones de libras en 2005) ha recibido críticas en esta última semana después de que los ‘diablos rojos’ se apuntaran a la Superliga. Joel Glazer (copresidente) se disculpó el miércoles con los aficionados señalando que no se rindió respeto por las «tradiciones arraigadas del fútbol inglés». El vicepresidente ejecutivo del club, Ed Woodward, dejará el equipo a finales de año.

Fin de ciclo

Woodward lleva ocho años en el puesto tras reemplazar a David Gill como director ejecutivo en 2013 y las polémicas deportivas siempre le han rodeado desde algunos desastrosos mercados de fichajes, así como la incapacidad de devolver al equipo a la gloria tras la marcha de Alex Ferguson. Con él han sido entrenadores del United Moyes, Van Gaal, Mourinho y Solskjaer. Este será su último año.

Aumento de seguridad tras los incidentes

Algunos jugadores manifestaron su inquietud por lo que había ocurrido, de ahí que, según publicó Daily Mail, el club haya tenido que reforzar la seguridad de sus instalaciones de entrenamiento para evitar que más manifestantes accedan sin permiso para protestar y generan nerviosismo en los futbolistas.

El viernes, los agentes de seguridad, que han aumentado en número, pidieron la identificación hasta al propio Solskjaer, el entrenador del equipo. El técnico tuvo que detener su coche en la puerta y le obligaron a quitarse las gafas de sol para reconocerle con claridad.

Solskjaer, Carrick, Fletcher y Matic, según informó Laurie Whitwell, periodista de ‘The Athletic’, hablaron con los fans el jueves para rebajar el clima de tensión y devolver las aguas a su cauce. Un movimiento «bastante apreciado» por los aficionados. De hecho, siempre según el citado medio, abandonaron la escena y, aunque la Policía se personó en Carrington, no realizó ningún tipo de arresto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *