Parada complicada para el líder

Jornada atrapante de fútbol del atlético de Madrid visita al equipo de Julen Lopetegui, el Sanchez Pizjuan será testigo de este gran enfrentamiento donde el cuarto equipo clasificado y el líder de la liga Santander chocarán a partir de las 21 horas, partido que te narrarán y Ianek Mudzyk y Matu davico por el canal de Fútbol Living, con la hora de previa con toda la información como es habitual, ¡Te esperamos!

En directo Sevilla – Atlético de Madrid – Jornada 29 LIGA SANTANDER.

10 partidos. 10 finales. Así afronta el Atlético su visita de hoy al Sánchez Pizjuán. Los pinchazos ante Celta, Levante (en dos ocasiones), Real Madrid o Levante han dilapidado la renta que, hace un par de meses, superaba los 10 puntos. Ahora, los de Simeone saltarán al verde para medirse al Sevilla sabiendo que Barça y el propio Madrid soplan en su nuca esperando el salto al trono rojiblanco.

10 partidos, 10 finales. El Sevilla, decíamos, será el primer escollo, y qué escollo, para un Atlético que sufrió antes del parón para ganar al modesto Alavés en casa. Tuvo que ser Oblak el que detuviera un penalti en la recta final para abrochar tres puntos que permitieron una bombona de oxígeno al equipo del Cholo, conjunto que ha pasado de ganar con suficiencia y encadenar 15 de 16 triunfos a sudar cada victoria como si le fuera la vida en ello.

10 partidos, 10 finales. Y le va la vida en ello si quiere que su mejor temporada desde LaLiga de 2014 acaba como finalizó aquella, con el equipo rindiendo pleitesía al Dios Neptuno y dando lustre al flamante nuevo museo del Metropolitano. El demencial ritmo impuesto por el Barça a lomos de Messi (ha ganado 37 de los últimos 39 puntos jugados) ha acortado la distancia hasta convertir cada duelo en lo que ya hemos repitido. Sí, en 10 partidos, 10 finales.

10 partidos, 10 finales. En los que Simeone se volverá a agarrar a la seguridad de Oblak, el fútbol de Koke, la pujanza de Llorente y el colmillo de Luis Suárez. No estará Carrasco, sancionado, y se apurará todo lo que se pueda para subir al avión que lleve a Sevilla a un Joao Félix que llegó dolorido del parón. Su ausencia sería cubierta por un Lemar al que jugar con su selección sí le valió para sentirse todavía mejor futbolista.

UN SEVILLA NECESITADO

Julen Lopetegui mira con cierta desconfianza lo que le resta de Liga. El Sevilla llegó al parón con una suculenta ventaja con el quinto clasificado, de 10 puntos, pero lejos de la cabeza de LaLiga, posición que ocupa un Atlético obligado a ganar en el Sánchez-Pizjuán, estadio donde sí sacaron sus respectivas victorias ligueras tanto Barcelona como Real Madrid. Precisamente en esos días se le escapó al cuadro andaluz la posibilidad de aspirar a algo más en la competición doméstica. Y es ahí donde quiere dar los pasos firmes para ser algo más que el cuarto en discordia. El pasado curso terminó cuarto empatado a puntos con el Atlético.

El Real Madrid, tercero, se le ha marchado a seis puntos tras el agónico punto sevillista en Valladolid antes del parón. Todo esto presenta un cóctel complicado de beber. Si mirar hacia arriba con decisión o fijas tus miras hacia esos perseguidores, que aún darán guerra. Y todo esto sin que se pierda la tensión competitiva.

La suerte que ha tenido el entrenador y el propio equipo es que el rival de esta noche es de los que no te dejan relajarte. No puede decaer la tensión en uno de esos partidos donde el Sevilla debe empeñarse en demostrar que está para mayores retos. En ese partido aplazado de la primera vuelta, que se jugó a inicios de 2021, los andaluces no pudieron dar el esperado golpe al campeonato. Simeone volvía a salirse con la suya ante los sevillistas, a los que les tiene tomada la medida a la perfección. Porque el Sevilla siempre compite bien contra el Atlético. El pasado ejercicio, aún con público en las gradas, empataron en sendos envites. Lopetegui conoce las virtudes y defectos del equipo del Cholo, que en la táctica de esperar al Sevilla buscando su error pueden dañar el gran punto débil de los locales, a los que les cuesta abrir los partidos antes defensas férreas y cerradas.

Y en ese intento de darle una vuelta de tuerca al equipo y a las posibilidades del Sevilla ante un Atlético que no concede nada e igualmente necesita los puntos para no apretar aún más LaLiga, aparece en escena la figura del Papu, que creció bajo el impulso de Simeone en Argentina y en sus inicios en Italia. Lopetegui quiere darle más protagonismo al pequeño cerebro argentino. Que sea el hombre diferencial que Monchi firmó en el mes de enero. Ese impulso que esperaba tanto el director deportivo como el propio entrenador no se ha llegado a ver porque el periodo de adaptación ha sido en plena competición.

El Sevilla necesitará de sus mejores armas y desatascadores para superar a un Atlético que debe poner el modo Liga para que el título que lleva acariciando meses no se le escurra de las manos. El Sánchez-Pizjuán es una de esas plazas que van a decidir quién será el campeón. El Atlético, por LaLiga; el Sevilla, por demostrar que algún día le tocará pelearla de verdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *