Odegaard se cansa del banquillo del Madrid

El noruego, que tampoco ha sido convocado para el partido de Copa ante el Alcoyano, llamó a la Real Sociedad hace unos días para intentar desbloquear su situación. En el último mes y medio ha disputado cinco minutos.

Martin Odegaard quiere una solución. Y la quiere ya. En el último mes y medio de competición, la joven promesa del Real Madrid ha disputado sólo cinco minutos. Fue en el partido ante el Celta el pasado día 2, su única aparición en el césped desde que fuera titular en el desastre blanco en Ucrania: 2-0 contra el Shakhtar.

A sus 22 años y después de ser el jugador revelación de la pasada temporada, el centrocampista nórdico considera que los 367 minutos que acumula entre Liga y Champions no son suficientes, quiere más y en caso de no tenerlos los buscará fuera. Es el 19º futbolista más utilizado por Zidane, lejos de su rol en una Real Sociedad con la que ya ha tenido conversaciones para gestionar una posible cesión, según ha podido saber este periódico. Hace unos días, antes incluso de no ser convocado para el encuentro de Copa del Rey contra el Alcoyano, el noruego telefoneó al club que le convirtió en estrella de la liga. Los ‘txuri-urdin’ estarían encantados con la vuelta de ‘Martintxo‘ y ya le han preguntado al Madrid qué opciones hay de que el centrocampista salga en préstamo. Una decisión que corresponde a Zidane.

EL DESASTRE DE UCRANIA

El técnico galo inició la temporada confiando en Odegaard. Le entregó la titularidad en los dos primeros partidos del curso, ante la propia Real y contra el Betis, pero salió inmediatamente del once. Arrastraba una tendinopatía rotuliana del final del curso pasado y la enlazó con una lesión muscular que le tuvo fuera del campo durante tres semanas. Se perdió seis encuentros, volvió para disputar minutos en la debacle de Mestalla (4-1) y fue titular tanto en El Madrigal (1-1) como en el triunfo merengue en San Siro ante el Inter (0-2). Parecía que recuperaba la confianza del entrenador, pero entonces llegó Ucrania.

El encuentro ante el Shakhtar lo cambió todo para el Madrid. Odegaard partió en el once y jugó 77 minutos en un 2-0 que dejaba al equipo pendiendo de un hilo en Champions. A partir de ahí, Zidane decidió apostarlo todo al centro del campo formado por Casemiro, Kroos y Modric y el noruego, que de nuevo sufrió varios problemas musculares, desapareció de las alineaciones.

POCOS CENTROCAMPISTAS PARA ZIDANE

Un mes y medio después y todavía renqueante de algunas molestias, el noruego quiere minutos. Su salida, eso sí, dejaría huérfano de recambios una zona del campo en la que Zidane tendrá que volver a rotar cuando llegue la Champions.

Más allá de Modric, Casemiro y Kroos, el galo cuenta con Fede Valverde, que regresó de lesión hace unas semanas, y con un Isco que tampoco está en su mejor momento, por lo que no sobran los futbolistas. Zidane, que insistió en que Odegaard vistiera de blanco esta temporada a pesar de que le quedaba un año más de cesión en San Sebastián, necesitará la mejor versión del nórdico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *