Diego Costa se va del Atlético sin resolver la duda sobre los motivos

El delantero había perdido el sitio en el once desde la llegada de Luis Suárez y ha alegado motivos personales.

Diego Costa ya no pertenece al Atlético de Madrid. Este martes firmó la rescisión de su contrato, completando su adiós a un club con el que brilló en la temporada 2013-14 y que sufrió una pérdida de trascendencia en esta segunda etapa. Pero, ¿por qué se ha marchado de repente el delantero hispano-brasileño? Lo cierto es que hace días alegó la necesidad de salir para resolver «cuestiones familiares«, al tiempo que otras fuentes señalan al mero interés deportivo de ser titular en otro club.

El entorno del futbolista lanzó la bomba el domingo. Un día después, sus abogados charlaron con la directiva rojiblanca para conocer las condiciones de su salida libre. La cláusula más reseñable es la siguiente: si recala en un posible rival directo en la Liga de Campeones o en LaLiga deberá abonar una indemnización por traspaso. Y en esta jornada, en el tercer día de ausencia a los entrenamientos colchoneros, Costa formalizó su despedida.

«El Atlético de Madrid y Diego Costa han llegado a un acuerdo para la rescisión del contrato del delantero (…). El jugador hispano-brasileño solicitó al club su desvinculación por motivos personales hace unos días y firmó este martes la rescisión de su contrato, quedando desligado de nuestra entidad», anunció la institución madrileña en un comunicado publicado en su sitio web oficial.

Más tarde, tomó la palabra Diego Pablo Simeone. El entrenador expresó su balance de lo ocurrido así: «Queremos ayudar a Diego como se ha ayudado en su salida y, obviamente, no nos queremos perjudicar en lo que nos atañe a la competitividad. La gente que trabaja dentro del club, en la firma de su salida, habrá puesto en su consideración todo esto para generar un equilibrio entre una salida y el bienestar del club».

«Ustedes saben lo que queremos a Diego. Tenemos un montón de tiempo pasado juntos de la mejor manera, donde nos dimos mucho tanto él para nosotros como nosotros hacia él. Hemos hablado con él. Él tiene también la necesidad de encontrar nuevos desafíos, porque está bien, fuerte y en un buen momento», remató el técnico, en la rueda de prensa telemática previa al encuentro que desarrollará el Atlético este miércoles.

Bien es cierto que el proyecto deportivo rojiblanco para este curso no pasaba por el delantero. Estuvo en venta hasta que concluyó un mercado de verano de duración extraordinaria por la pandemia. Ante la ausencia de ofertas atractivas, se quedó y pasó a competir por un lugar en las alineaciones, con la preferencia situada e la figura del fichaje llamado Luis Suárez. Asimismo, las lesiones no le han ayudado y se ha acabado marchando libre tres meses después de la ventana de traspasos. Con su contrato vigente pero que expiraba el 30 de junio de 2021.

En lo que va de temporada, Diego Costa no había gozado de la titularidad. Nunca le había pasado bajo las órdenes de Simeone. Mas el ‘Cholo‘ ya sabía que el hispano-brasileño no podía ser la apuesta primordial. Porque su influencia en el césped y tino de cara a portería se había esfumado en estos años. El único problema es el importante calado que seguía teniendo en el camarín. Sólo compartió ataque con Suárez una vez: en la sexta jornada de la Liga frente al Celta. Ahora, con 32 años, buscará un destino apropiado a su jerarquía.

Se marcha con cinco títulos en la mochila (la Supercopa de Europa de 2012, la Copa del Rey de 2012-13, la Liga de 2013-14, la Europa League de 2017-18 y la Supercopa de Europa de 2018-19). Y con un bajón en sus números sobresaliente. Su regreso al club, que data de septiembre de 2017, presenta esta tarjeta: 81 partidos, 19 goles, 12 asistencias y 70 partidos ausente. Las lesiones le han alejado del verde en 58 ocasiones -se apilan infortunios como la operación del quinto metatarsiano del pie derecho, una hernia discal cervical, problemas muscular y la trombosis venosa en la pierna derecha-. También las sanciones le arrebataron hasta 12 participaciones.

Tras haber pagado 60 millones de euros al Chelsea (conjunto en el que anotó 59 goles y repartió 19 asistencias en 120 duelos, para ganar dos veces la Premier League), su rendimiento ha estado por debajo de las expectativas. Con todo, se despide un jugador icónico en el resurgir colchonero orquestado por Simeone. Dejando 83 goles en 215 encuentros, 168 como titular. Liderando al bloque madrileño a su último entorchado liguero, en una campaña en la que se rozó el doblete con la final de la Liga de Campeones celebrada en Lisboa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *